Aller au contenu principal

Preguntas a Radha Burnier

PREGUNTAS A RADHA BURNIER

(Realizadas en 1983 al finalizar la 21 Escuela de Verano de la Sociedad Teosófica en Argentina)

l- ¿Es la Logia un canal para las fuerzas superiores?
R- Creo que ya hemos hablado acerca de esto; no puede haber un canal automático para las fuerzas superiores. Para que algo se convierta en un canal para influencias superiores tiene que haber ciertas condiciones. En muchos de los pasajes de sus cartas, los Hermanos Mayores nos señalan que Ellos no pueden acercarse allí donde no haya armonía. También se sabe que Ellos ayudan a aquellos que están verdaderamente buscando la verdad y que tengan una aspiración sincera por cosas elevadas. Una sincera aspiración de cosas elevadas significa que uno debe vivir de acuerdo a su propia mejor comprensión. En otras palabras los miembros deberán tratar de vivir sinceramente una vida teosófica pura.
Ninguno de nosotros es perfecto. Una Logia por supuesto está compuesta por personas imperfectas. No estamos hablando de personas que están en perfecto estado de pureza y de perfecta armonía, sino de personas que tratan sinceramente de hacer lo mejor, de ser fraternales, dispuestas a olvidar pequeñeces y a no tener rencor; también hablamos de personas que buscan sinceramente la verdad y la sabiduría. Eso significa indagar, buscar, vivir una vida vigilante. En mi opinión una Logia significa realmente esto, como dije antes el simple hecho de que un grupo de personas firme la solicitud de ingreso y tenga una Carta Constitutiva, eso, meramente, no es una Logia. Para que haya una Logia realmente teosófica tiene que existir primero, un espíritu verdaderamente teosófico; en mi opinión hay ciertos aspectos o factores importantes del espíritu teosófico. Uno de ellos es un espíritu de verdadera comprensión, de afecto, de fraternidad, no meramente hablando de eso sino tratando de vivirlo. Yo creo que hay una cierta diferencia en lo que solía ser la Sociedad Teosófica y tal como ahora es; yo creo que antes había muchos miembros sinceros que estaban tratando sinceramente de vivir aquello que estaban leyendo. En ‘A los Pies del Maestro’ se dice que la murmuración es mala para la persona que la hace, mala para la persona sobre quien se murmura y mala para la atmósfera en general; por lo tanto, si uno cree eso y se aboca a estudiarlo sinceramente, debe tratar de no incurrir en la murmuración.
En consecuencia tiene que haber un espíritu de fraternidad, de armonía, de encontrar lo bueno que hay en los demás, esta es una parte importante. El segundo factor importante es la búsqueda de la Verdad y la Sabiduría. En una de las alocuciones presidenciales que ofrecí, cité a H.P.B., donde se refiere a que cuando alguien se acerca a la Sociedad Teosófica para convertirse en miembro, nosotros dejamos por sentado que es un buscador de la verdad. Por lo tanto, una Logia debe ser un lugar donde la mayoría de los miembros, cuando menos, están involucrados en la búsqueda de la Sabiduría. Buscándola en forma tal que todo el mundo se beneficie, por lo tanto, también tiene que existir un espíritu de altruismo; como ya lo hemos mencionado, Teosofía es altruismo. Luego, en tercer lugar, tiene que haber un espíritu de libertad, tenemos que respetarnos unos a los otros, no es cuestión de obediencia, ni de que alguien se considere como una autoridad con respecto a los demás. Si todas estas cosas existen, entonces sí la Logia es una Logia teosófica verdadera. Puede que todas estas cosas no existan en forma perfecta tal como ya expresé, pero en el caso afirmativo la Logia puede entonces ser un canal para las fuerzas superiores. Pero si es un grupo de personas que se reúnen de vez en cuando, que no se preocupan mucho ni por la condición del mundo, ni por la existencia de la Sabiduría y que viven exactamente igual que todas las otras personas del mundo, yo no creo que una Logia así sea un canal para las fuerzas superiores, yo no creo que nada de lo que pertenezca a niveles espirituales pueda convertirse en algo automático.
2- ¿Qué temas de estudio son más apropiados para una reunión de Logia?
R- Yo no puedo dar una lista, obviamente, los temas de estudio tienen que referirse a lo que ya hemos estado hablando. Fundamentalmente está el problema de la penosa situación en que se encuentra la humanidad; temas que tengan referencia a eso, a la condición del hombre y cómo liberarse de esas condiciones, que incluyen auto comprensión, la comprensión de la naturaleza del hombre, la naturaleza del universo, la relación entre el hombre y el universo, la relación entre el hombre y el mundo. Todos estos son temas para estudiar.
3- Es lo mismo un grupo de investigación que una Logia?
R- Si el grupo de investigación se dedica a los últimos descubrimientos en el campo de la Geología, seguramente no es esa una Logia Teosófica. Como he dicho, una Logia Teosófica debe estar compuesta por buscadores de la Sabiduría; no hay mucha diferencia entre investigar y buscar. En un sentido técnico, claro que hay una diferencia entre un grupo y una Logia. Una Logia recibe una Carta Constitutiva, por lo tanto se convierte en una unidad oficial de la Sociedad Teosófica; un grupo puede también estudiar Teosofía, investigar en el campo de la verdad, pero no puede ser considerado oficialmente como una unidad dentro del cuerpo total de la Sociedad. Pero si en el espíritu del grupo prima la búsqueda de la verdad y el espíritu de altruismo no hay diferencia entre un grupo y otro, no importa por qué nombre se le llame.
4- Además del trabajo público: conferencias, cursos, ciclos, es conveniente que las reuniones regulares de Logia sean sólo para miembros o pueden participar no miembros interesados?
R- Si hay personas que han participado en algunos programas de la Sociedad o que han estado estudiando Teosofía, puede permitírseles asistir a las reuniones de las Logias. Hay ciertas personas que no quieren hacerse miembros inmediatamente. Hay otros que se hacen miembros rápidamente. Algunas veces aquellos que se hacen miembros rápidamente dejan de serlo también pronto. A veces la persona reflexiva desea considerarlo bien antes de hacerse miembro. Si se les permite ir solamente a las conferencias públicas nunca tendrán la oportunidad de ponerse en contacto con el verdadero trabajo de la Sociedad. Por supuesto que si la Logia va a tener una reunión para discutir algunos problemas de carácter administrativo o para considerarse, auto-analizarse como grupo o como miembros de ese grupo, no es aconsejable permitir la asistencia de personas que no sean miembros; pero si hay reuniones de miembros para estudiar, para comprender, no veo la razón por la cual los simpatizantes, como les llamamos en India, no puedan asistir a esas reuniones. Muchas de las Logias en India tienen reuniones para miembros y simpatizantes. Algunas veces la persona se mantiene en esa calidad de simpatizante por uno, dos o tres años y recién después se hace miembro, mientras tanto va comprendiendo más y más acerca de la Sociedad y de la Teosofía. Aún cuando no se haga miembro, presumiblemente se está beneficiando en gran medida. ¿Por qué no se le debe permitir beneficiarse de esa forma?
5- Es conveniente dar la tribuna a otros conferenciantes que no pertenecen a la Sociedad?
R- Yo creo que esto depende de cuán a menudo uno lo haga. Hay algunas Logias en las cuales las conferencias públicas están a cargo, en su mayor parte, de personas que no son miembros. Entonces si se hace eso no hay ninguna razón de tener una Logia. Se convierte en lo que algunas personas llaman ‘despacho’. La Sociedad tiene que tener algo para ofrecer. Yo creo que no hay ninguna objeción en tener algún orador que no sea miembro de la Sociedad; en Adyar tenemos oradores de esa clase. Aún para dar conferencias en las Convenciones Internacionales solicitamos la presencia de conferenciantes de ese tipo. Supongamos que hubiera un científico que tuviera algo muy valioso para ofrecer. Ciertamente estamos dispuestos a escucharlo y permitir que el público también lo escuche. Un científico llamado Rupert Sheldrake ha escrito un libro que recientemente ha hecho sensación, titulado ‘La Nueva Ciencia de la Vida’; como biólogo que él es, habla de la transformación humana. Es un tema muy importante, creo que vale la pena escuchar a una persona de esa talla. Está el Sr. Fritjof Capra que escribió ‘El Tao de la Física’, no es miembro de la Sociedad, pero quizás tenga algo valioso que ofrecer. Puede que haya un budista que tenga algo que señalar respecto de las verdades del Budismo. Yo creo, por supuesto, que no debemos invitar a que usen la plataforma teosófica aquellos que no tengan nada que ver con la Teosofía, aquellos que no tengan nada que decir acerca del desarrollo humano, pero son muchas las cosas que tienen que ver con el desarrollo humano. Por ejemplo, está el problema de la crueldad. Muchos de nosotros no sabemos lo que está sucediendo en éste aspecto. La mayoría del público tampoco lo sabe. Supongamos, pues, que haya alguien que esté dispuesto a hacer un trabajo humanitario en este sentido, queriendo señalar determinadas cosas ¿por qué no presentarlo? Creo que sí hay que tener en cuenta que no tiene que ser exclusivamente sobre esas cosas. Lo que importa es la proporción; y a quién invitamos también hay que considerarlo. Si nosotros presentamos al público a alguien que no sea miembro, tenemos que saber por anticipado que no va a presentar ideas que vayan en contra de los Objetivos de la Sociedad. Esto no quiere decir que no toleremos diferencias de opiniones, pero supongamos que Uds., invitan a un musulmán para que nos hable sobre las verdades del Islam y desde la plataforma teosófica dice que la Sociedad Teosófica es una sociedad venida a menos y que la verdad está solamente en el Corán; esto no sería apropiado. Por lo tanto tenemos que conocer a quien va a hablar y saber más o menos qué va a decir.
6- Qué opina acerca de que funcionen en una misma Sede varias Logias, o sería más conveniente una sola Logia y fomentar la formación de grupos de estudio?
R- No tengo ninguna opinión que dar con respecto al hecho de que funcionen varias Logias en un mismo edificio. Es cuestión de conveniencia. En algunos lugares puede que sea conveniente, en otros no. Presumiblemente cuando hay varias Logias en un mismo edificio es porque esas Logias están en una gran Ciudad. Yo creo que en ciudades grandes es conveniente, hasta cierto punto, tener actividades Teosóficas en diferentes partes, porque ahora se hace cada vez más difícil trasladarse. En una ciudad como Londres hay que disponer de una hora o dos horas para trasladarse e ir a una reunión, y si esperamos que nueva gente se incorpore a nuestras actividades quizás no tengan suficiente entusiasmo para hacer trayectos tan largos. Pero esto no tiene nada que ver con el hecho de que varias Logias funcionen en el mismo edificio. Como he dicho, esto es asunto de conveniencia.
7- Cuando la acción de una persona afecta el funcionamiento de toda una institución o de la sociedad en general, ¿cómo es posible corregir esa situación sin poner esos errores en evidencia?
R - En primer lugar, ¿estamos en condiciones de decir cómo una persona afecta a una institución o a la Sociedad? Sin excepción, todos creemos que sabemos. Por cierto puede haber casos extremos en que no cabe duda. Supongo que esto ocurrió en algunos países comunistas. Hubo gente que se unió a la Sociedad para crear problemas. En un país comunista esto llevó a algunos miembros a situaciones muy difíciles. Por supuesto no eran miembros formales, fueron sometidos por la policía secreta a interrogatorios muy desagradables. En ese caso podemos decir que la persona afecta a la Sociedad en forma muy adversa y que debemos separarlo. O si una persona se apropia de los bienes de la Sociedad, como ha ocurrido en algunos lugares, y hace uso de esa propiedad para sí mismo, podemos decir que está actuando en contra de los intereses de la Sociedad. Pero en los casos comunes es muy difícil juzgar. Nosotros creemos que sabemos cómo la Sociedad debe funcionar, y quienes son las personas valiosas en ella. La otra persona puede creer exactamente lo mismo, puede tener ideas muy definidas acerca de lo que la Sociedad debiera ser y podría considerar que nosotros somos el obstáculo. Ambos pueden ser sinceros en sus puntos de vista, ¿cómo se puede saber quién es valioso y quién no lo es? Yo pienso que la sola presunción de que uno sabe, dificulta saber. Espero que esto no suene como una sutileza, un juego de palabras. Pero una persona que está demasiado segura es probable que cometa errores. Uno debe darse cuenta de que uno es muy falible, que realmente no conocemos a nuestros hermanos y hermanas. Sólo vemos sus aspectos exteriores, y creo que no debemos juzgar. Si la mente está en un estado de humildad, tal vez pueda tratar la situación, tratarla de manera tal de no rechazar a ninguna persona, y sin embargo encontrar una solución. Muchas de nuestras dificultades surgen porque todos estamos tan seguros de nuestro conocimiento, no sólo de nuestro conocimiento de la situación, sino de nuestro conocimiento acerca de las personas, y por eso es que no somos capaces de ‘sentir’ el camino correcto en una situación, lo pensamos. Por cierto que pensar es necesario y creo que tenemos que ser personas inteligentes. Pero esa habilidad de pensar sin la habilidad de sentir cosas, crea
dificultades. Por lo tanto ¿quiénes somos nosotros para saber si hay error en una persona? Tiempo atrás un líder teosófico me preguntó por qué yo hacía lo que hacía. En mi inmadurez yo dije: ‘porque quiero ayudar’, ¿quién es Ud., para ayudar? me dijo. Eso me hizo despertar, comencé a darme cuenta que yo también podría necesitar ayuda, como las otras personas. Ser poco sabio como para pensar ‘yo puedo ayudar a alguien’, es una forma de vanidad. Los ciegos no pueden conducir a los ciegos, ni pueden los ciegos corregir a otros, y en cierta forma, estamos en esa situación. Pienso que si podemos trabajar juntos y resolver los problemas juntos, esa es la mejor manera de solucionar cualquier situación. Debiéramos poder debatir los problemas en un espíritu amistoso y fraternal. Si no podemos hacer las cosas así, realmente estamos fallando como miembros de la Sociedad. Pero volviendo al consejo que me fue dado, hay en realidad mucho más significado en ese consejo. Si nos sentimos uno con los otros, esta clase de pensamiento, ‘Yo estoy ayudando a los otros’, no va a surgir. Uno simplemente comparte aquello de que dispone. Si ustedes comparten el pan, una comida, con su marido, con sus hijos, uno no siente que les está dando. Está allí para todos, y uno lo comparte. Este sentimiento de “yo quiero ayudar a alguien” puede ser un sentimiento erróneo. Uno tiene que profundizar estas preguntas, y esto requiere bastante sensibilidad. Muchas veces se ha dicho que aún cuando una persona comete un error, es el error lo que nosotros debemos condenar, no la persona que lo comete. Pero como he dicho en primer lugar, debemos vacilar en juzgar. Aún cuando algo parezca como un error, si no hay juicio interior, condena acerca de la persona, la misma actitud ayudará a resolver el problema. Esto es en parte el significado de fraternidad. Tomamos la palabra fraternidad de una manera tan superficial, tan causal, pero uno debe continuar descubriendo qué es fraternidad. Espero que mis palabras no suenen como si yo supiera las respuestas. No sé las respuestas a estas preguntas.
8- ¿Piensa Ud. que Latinoamérica tiene una nota que dar al mundo?
R- Yo supongo que cada área puede dar su nota al mundo. La gente que tiene una cultura diferente llevan en el trasfondo la nota de esa particular cultura y de su particular historia. Si Uds, me preguntan cuál es la nota de América Latina realmente no lo sé. Yo creo que son Uds, los que tienen que descubrir si hay una nota en Latinoamérica y si es necesario darla.
9- Cuando se habla de unir Logias hay quienes piensan en el Deva que está detrás de ellas. En una Sede donde funcionan cuatro, ocho o más Logias ¿hay un Deva para cada una?
R- Yo no soy clarividente; no quiero decir si es que hay Deva para cada una o no. Yo prefiero mantener un tipo de escepticismo saludable. Los Devas, se nos dice, son seres que no tienen voluntad propia; solamente cumplen la Gran Voluntad, La Voluntad Una. Por lo tanto, en lugares donde el ser humano muestra tanto la propia voluntad, en mi opinión, es probable que esa actitud no congenie muy bien con los Devas. Yo creo que cada uno habrá podido notar que en lugares de la naturaleza donde hay muy pocos seres humanos la atmósfera es diferente; probablemente eso sea así porque los Devas y los Espíritus de la Naturaleza se congregan en lugares así. En los lugares donde se congregan los seres humanos debería existir la atmósfera y las vibraciones que fueran capaces de atraer a los Devas. Por lo tanto me inclino a pensar que solamente cuando se crea una condición así puede estar conectado un Deva o hacerse presente. Como les he dicho, no soy clarividente y es mi opinión personal. Soy bastante escéptica, por lo tanto me siento incapaz de dar por sentado de que cada Logia tiene su Deva, no importa cuál sea el trabajo que allí se desarrolle.

PALABRAS FINALES

Primero que nada quisiera agradecer a todos vosotros por vuestra calidez, vuestro afecto. Todos compartimos una gran labor. Recordemos que es algo que está más allá de todos nosotros, que ha sido iniciada por Aquellos que son mucho más grandes que nosotros. Si nosotros nos ponemos a recordar periódicamente que la Causa es grande, entonces todas las dificultades que debemos enfrentar no aparecen como tan importantes, ya sea que estén involucradas con el mundo en general o con cada uno de nosotros. La historia de la Sociedad nos demuestra que la misma se ha edificado con sacrificio.
Grandes sacrificios han hecho todos nuestros líderes, pero todos ellos no consideraban esos sacrificios como tales, sino como un gozo, debido a que La Causa tiene tanta inspiración. El trabajo de la Sociedad Teosófica tendrá que continuar basándose en el sacrificio. El sacrificio de horas, de trabajo, dinero, el sacrificio de nuestra propia importancia y ver si estamos preparados para hacer ese sacrificio con alegría. Si así lo estamos yo estoy segura que las bendiciones de los Grandes llegarán a nosotros. Que el trabajo de la Sociedad continúe en fortaleza, que cada uno de nosotros hagamos nuestra pequeña parte, que el mundo crezca en paz y se reciba una mayor felicidad. Es un momento muy difícil, lleno de crueldades, sufrimiento, violencia... Hay una hermosa invocación que escribiera el Dr. Arundale, no recuerdo las palabras exactas pero daré una versión de ellas y terminaremos con una meditación después de escuchar estas palabras.“Oh, poderes del Amor, invocamos vuestra bendición sobre todos los mundos en estos tiempos de dificultad; invocamos vuestra bendición sobre todos aquellos que tratan de serviros; invocamos vuestra bendición sobre todos aquellos que sufren, que puedan sentir vuestro Amor, vuestra fuerza, aún en medio de sus sufrimientos; invocamos vuestra bendición sobre todos aquellos que provocan dolor, que ellos puedan conmoverse y volver hacia vosotros y serviros”.

Radha